Serra do Leboreiro

La "Serra do Leboreiro", frontera entre Ourense y Portugal, es un manual sobre prehistoria, ya que reúne más de 130 monumentos del año 4300 antes de Cristo, y el uso del suelo sigue siendo el de alimentar una gran cabaña ganadera con pastos renovados cada año manteniendo una un sistema ancestral.
Serra do LeboreiroLos puntos más elevados ascienden hasta los 1.500 metros de altitud, combinan las formas suaves de los viejos montes gallegos con las más abruptas. Agujas y bolos (piedras de granito) que el tiempo ha encabalgado en complicados equilibrios son una de las señas de identidad de la zona.
La "Serra do Leboreiro" al estar situada en una zona fronteriza se imponen en él dos climas y, por consiguiente, dos vegetaciones distintas y una gran diversidad paisajística.
Hay túmulos y dólmenes del Paleolítico; numerosas muestras de arquitectura medieval e infinidad de ejemplos de arquitectura popular perfectamente integrados en el paisaje. Todos ellos son valiosos testigos de la acción del hombre en esta sierra.
La flora de esta sierra se caracteriza por los amplios matorrales, con algunos endemismos, robledales y elementos mediterráneos de alcornoques y madroño. En las zonas más altas aparece también el pino silvestre y el tejo. Desde el punto de vista de la fauna, grandes manadas de lobos, corzos y cabra montesa, el caballo y, esporádicamente, el águila real y la víbora.
En la zona también podemos encontrarnos algunos ejemplos de arquitectura tradicional con plantas de una sola planta y un solo recinto en cuyo interior, al parecer, convivían personas y ganado. Además del inmenso valor paisajístico de la zona, también destaca por su valor arqueológico.

Ruta por la Sierra del Leboreiro